Declaración Pública de Ukamau: Sobre Decreto DGA Intervención Río Aconcagua

El pasado 6 de octubre del presente año, la DGA (Dirección General de Aguas) ordenó a las Juntas de Vigilancia de la Primera, Segunda y Tercera Sección del Río Aconcagua la redistribución de sus aguas con el objetivo de garantizar el llenado del Embalse Los Aromos, el cual abastece de agua potable al Gran Valparaíso. Este decreto le otorga a la DGA las facultades para suspender las atribuciones de las Juntas de Vigilancia del Río Aconcagua y de esta forma intervenir en los seccionamientos del curso de agua, lo que en rigor implica que las primeras secciones del río cierren sus compuertas para dejar pasar alrededor de 5,5 metros cúbicos por segundo para el llenado del embalse Los Aromos . La decisión fue tomada luego de que el pasado 1 de octubre la DOH (Dirección de Obras Hidráulicas) informara mediante un reporte que la cantidad de agua disponible en el embalse Los Aromos era menor a la proyectada, por ende, era necesario tomar acciones. Si bien, la medida se fundamenta en los decretos de escasez hídrica vigentes en la región, y en el mandato del Estado para asegurar el abastecimiento de agua potable para la población, se ha generado un rechazo hacia la decisión tomada por la DGA ya que tendría consecuencias negativas en la zona interior de la Región de Valparaíso y además porque “no toca” a los grandes acaparadores del agua en la región: La minería y la agroindustria.
Ante la decisión tomada por parte de la DGA de intervenir el Río Aconcagua como Ukamau El Melón declaramos lo siguiente:

  1. Rechazamos la medida arbitraria tomada por la DGA para dar solución al problema de la escasez hídrica en la región, ya que obedece a una medida reactiva ante una problemática que se viene evidenciando hace bastante tiempo y que requiere de soluciones estructurales. Hoy en día el gobierno no está pensando en cómo resolver el problema, ni menos pensando en los escenarios futuros de una realidad que cada vez afecta más al país. Hoy la segunda región con más habitantes del país está siendo azotada por la escasez de agua, y no es solo a las localidades rurales ni al interior de la Región de Valparaíso, está siendo también una realidad también para el sector más metropolitano. En este sentido, es necesario tomar medidas para el corto, mediano y largo plazo que vayan encaminadas en pensar el problema de manera estructural, por lo mismo creemos que debe modificarse la institucionalidad que regula el recurso hídrico, el Código de Aguas, y en este contexto de crisis el bien común debe primar por sobre el derecho de propiedad. En la actual Constitución el agua es considerada un bien nacional de uso público, pero al mismo tiempo se protege y prima el derecho de dominio de las aguas, por lo mismo es necesario modificar la institucionalidad, para que las comunidades tengamos soberanía sobre nuestros recursos.
  2. Creemos que la medida tomada por la DGA obedece a una lógica de entender la Región de Valparaíso con ciudadanos de primera y segunda categoría, ya que pretende sacrificar a las personas del interior de la región (dependientes de las primeras secciones del Río Aconcagua) para resguardar el abastecimiento de las personas del Gran Valparaíso. Creemos que, a pesar de que debe priorizarse el abastecimiento de agua potable de la población, la redistribución del agua en la región debe darse en términos de quienes acaparan el agua deben ser intervenidos, es decir, la gran minería y la agroindustria, y no a quienes más sufren la sequía actualmente que son los campesinos más populares.

9 de Octubre 2021

Related Posts