Editorial Ukamau: “Frente al retorno sin movilización: reconexión y repolitización popular” – Lunes 16 de Agosto 2021

La vacunación masiva, la apertura del comercio, el progresivo retorno al trabajo y estudio presencial, la entrega de bonos universales, el retiro de fondos previsionales, sumados a la desconexión de las fuerzas transformadoras de las mayorías trabajadoras, ha ido creando un escenario ideal para los empresarios: un retorno sin movilizaciones, sin política, sin pueblo en las calles.

A las fuerzas sociales y políticas transformadoras nos cabe una responsabilidad en esto. El discurso anti partido o anti político que han levantado grupos autodenominados representantes independientes del pueblo ha ayudado a desplazar el foco de atención del conflicto capital vs trabajo a partidos vs la gente. El uso y abuso del slogan “independiente, anti partido” en el marco de una práctica de marketing electoral que generó esperanzas en segmentos del pueblo y que hoy se ven decepcionadas por conductas irresponsables en la definición de opciones presidenciales y en el trabajo en la Convención Constitucional.

Quienes sacan cuentas alegres por la crisis de la Lista del Pueblo no están mirando a las grandes mayorías que con esto profundizan su despolitización. La acción errante de algunos en el plano electoral, en la rutinización de la manifestación o en la Convención nos afecta a todos y todas. Dichos errores e irresponsabilidades deben terminar en breve para frenar así el creciente distanciamiento entre las fuerzas organizadas y las mayorías trabajadoras.

La contra ofensiva de los empresarios empujando la aprobación -carente de legitimidad- de proyectos como Dominga y otros (salmoneras), no ha encontrado respuestas efectivas de nuestra parte. El gobierno utiliza sin pudor sus últimos meses para cerrar la mayor cantidad de negocios posibles y las fuerzas transformadoras se encuentran ensimismadas con sus propios asuntos, crecientemente alejadas de las dinámicas de las mayorías afectadas por el modelo.  

Estos son tiempos para reivindicar la organización política del pueblo, el partido, el programa, el orden orgánico y estratégico. Debemos favorecer la re-politización de las mayorías volviendo a sintonizar con sus problemas fundamentales. Dejar de “mirarnos el ombligo” y levantar herramientas políticas útiles para resolver problemas concretos y sentidos de las personas que viven de su trabajo.

Hoy, amplios segmentos de la población ven en el IFE universal y el cuarto retiro del 10% de las AFP la única forma de mejorar sus ingresos, es decir, resolver sus problemas fundamentales. Por esta vía se despolitizan y alejan del proceso de transformación estructural que abrieron en 2019. Recordemos que los salarios de las mayorías no alcanzan para cubrir el costo de la vida. Sin estos ingresos extras buena parte de las familias tendrán que volver a endeudarse o precarizar aún más sus vidas. Este debe ser nuestro foco de atención.

Recuperar la conexión con los sentidos comunes supone sintonizar con este problema básico para constituir soluciones concretas capaces de ser alternativas de transformación del modelo. ¿Cuál es la agenda legislativa de las fuerzas transformadoras? El impuesto a los súper ricos, la reducción de la jornada a 40 horas, mejorar las condiciones de organización y negociación sindical, el control de precios o freno de las alzas, el acceso a suelo urbano y recursos para vivienda social, el acceso al agua y medios para la economía local… son iniciativas que nos ponen de regreso en el proceso de transformaciones abierto en octubre de 2019.      

Editorial Ukamau
Semana Lunes 16 a Domingo 22 de Agosto

Related Posts