Editorial Ukamau: “Levantar una alternativa anti-neoliberal con presencia institucional y arraigo popular” – Martes 13 de Abril 2021

Esta semana parte de la región ha girado a la derecha. En Ecuador ha sido electo presidente de la república el empresario y amigo de Piñera, Guillermo Lasso, y en Perú, a pesar de que el izquierdista Pedro Castillo se impuso en primera vuelta con 18,4%, es probable que en el balotaje de junio se imponga una candidatura de derecha. En ambos casos la sociedad buscó un cambio en y a la deslegitimada institucionalidad, pero no encontró alternativas políticas trasformadoras. Esto porque las oligarquías logran bloquear desde las instituciones la emergencia de fuerzas sociales y políticas de cambio y éstas, a su vez, no tienen el suficiente arraigo en el mundo de los trabajadores y popular para romper dicha exclusión política.

En Chile las cosas no son tan distintas. La emergencia política de las fuerzas sociales y populares –con revuelta social incluida–  se ha producido a pesar de la mayor parte de los partidos y no gracias a ellos, y solo aquellos movimientos que tienen algún tipo de arraigo social pueden intentar romper dicha exclusión política. 

La crisis sanitaria, económica y política que afecta a toda la región -reconociendo las particularidades de cada país- puede ser considerada una posibilidad para la emergencia de proyectos políticos democráticos y anti-neoliberales, sin embargo, existe todavía un déficit en la presencia que tienen las organizaciones políticas de izquierda en las bases de la sociedad, particularmente en el mundo de los trabajadores y los populares.

Para las organizaciones progresistas y de izquierdas surgida de las capas medias, el mundo popular se ha vuelto lejano, hasta ajeno, unas veces motivo de simpatía (cuando sale a la calle a manifestarse), otras de rechazo (cuando es representado como delincuencia por la TV o se organiza en torno a las iglesias evangélicas), pero nunca de reconocimiento o validación política. De igual forma, para la ultra izquierda el pueblo se ha vuelto un ideal con el cual se tiene poca vinculación concreta. De esta forma, la derecha ha podido ocupar espacios sociales que históricamente fueron organizados y liderados por las izquierdas.  

Otra forma de distanciamiento con el mundo popular es la aparente posibilidad de ser gobierno sin la necesidad de enfrentar los problemas y complejidades de la organización y politización del pueblo. El “piñerismo” y la derecha tradicional tienen escasas posibilidades de ganar en las próximas elecciones presidenciales, una versión “renovada” de la derecha podría ser más competitiva, ya sea en su expresión “social” con Desbordes o “autoritaria” con Kast. En cualquier caso, la primera opción aparentemente la tendría la Oposición, y dentro de ésta la ex Concertación por su “experiencia”. Esta creencia hace que los partidos progresistas y de izquierda centren su mirada en la configuración de las alianzas “por arriba” que les permitan entrar en un futuro gobierno y no en la profundidad de la crisis y sus posibilidades transformadoras. La tentación del palacio y sus privilegios distrae la atención de lo importante: el pueblo.  

No solo se debe evitar un nuevo gobierno de derecha, también se debe inhibir la instalación de una nueva administración neoliberal de “centro-izquierda” (Concertación 2.0). La superación de la crisis exige una redistribución real del poder económico y político, es decir, terminar con los abusos, injusticias y desigualdades, y para ello se requiere de un gobierno de mayorías y cambios profundos.

Por esto, es importante la articulación política de las fuerzas anti-neoliberales en torno a un programa y candidatura presidencial, acompañada de un sistemático proceso de organización popular que le de sustento. Para superar el neoliberalismo, no basta con levantar referentes (partidos y candidaturas) bien posicionados en lo comunicacional, pero sin base social (gigantes con pies de barrios), se requiere de una fuerza política con presencia institucional y solido arraigo popular.  

Editorial Ukamau
Semana Lunes 12 a Domingo 18 de Abril 2021

Related Posts