Editorial Ukamau: “Votar, articular y levantar una alternativa al modelo neoliberal” – Lunes 10 de Mayo

Este sábado 15 y domingo 16 de mayo se realizarán las elecciones para elegir constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales. Puede ser el momento en que comience a nacer lo nuevo y a morir lo viejo en la institucionalidad. En octubre de 2019 en la calle y de 2020 en la urna, como pueblo, señalamos con claridad que queríamos cambios profundos, ahora llegó el tiempo de elegir a aquellas que lideraran dichos cambios. En este contexto, la participación electoral del pueblo es fundamental, la abstención solo favorece a la derecha y sectores neoliberales de la ex Concertación.    

La cercanía de los comicios ha reactivado el interés y la disposición de la gente a informarse y participar. Corresponde a las opciones políticas de cambio sostener, acompañar y guiar estas energías sociales para levantar una nueva Constitución y forma de hacer política desde el pueblo en las comunas, regiones y en el gobierno central.

Estos cambios ocurrirán a pesar de la ex Concertación y no gracias a ella. El vaciamiento político generado por la estrategia autoritaria y de profundización neoliberal de Piñera ha sido contenido por esta coalición (autodefinida de centro-izquierda) comprometida económicamente con el modelo. Sin embargo, el carácter de la crisis (democracia sin pueblo) ha vuelto estéril una y otra vez los intentos por restaurar “desde arriba” el antiguo régimen neoliberal. Con “mínimos comunes” se salva a Piñera, no al modelo, aunque la intensión sea la inversa. Un país con salarios insuficientes para costear la vida, jubilaciones miserables y un déficit habitacional descontrolado, no es viable.      

La derecha y la ex Concertación se constituyeron en la gerencia del modelo económico, son sus administradores en las entidades públicas y privadas, en los ministerios y directorios. Por su constitución están imposibilitadas de liderar los cambios que el país necesita, su tiempo caducó.

Por lo anterior, entendemos que lo que corresponde ahora es conformar un polo social y político con disposición y capacidad de superar el modelo neoliberal, esto es, construir las condiciones materiales para la superación de la crisis desde la política. Ya no se trata solo de alianzas electorales amplias, bajo un ambiguo paragua denominado “anti-neoliberal”, sino de la articulación de fuerzas sociales y políticas del mundo de los trabajadores, populares y ciudadanos en torno a un programa de democratización económica, social y política. Ya no basta con ser anti algo, debemos construir y levantar un proyecto país.

El nuevo mapa político se comenzará a dibujar la noche de este domingo, y ahí estaremos como movimiento, juntos, organizados, con disposición a asumir los nuevos desafíos, originados de una victoria electoral esperamos. Pero, sea cual sea el nuevo escenario, nuestro lugar estará junto a trabajadores y sectores populares, y en el reagrupamiento de las fuerzas sociales y políticas capaces de construir en Chile una república con pueblo, es decir, de democratizar el poder económico y político.  

Editorial Ukamau
Semana de Lunes 10 a Domingo 16 de Mayo 2021

Related Posts