Editorial Ukamau: “Este domingo 18 nos manifestamos y el 25 votamos: Apruebo, Convención Constitucional. Como pueblo, en la calle y la urna, luchamos contra el modelo neoliberal.” – Lunes 19 Octubre

Este domingo 18 nos manifestamos y el 25 votamos: Apruebo, Convención Constitucional.

Como pueblo, en la calle y la urna, luchamos contra el modelo neoliberal.

Ayer, 18 de octubre, como pueblo conmemoramos, de forma extendida y masiva, un año del inicio del “estallido social” con manifestaciones en distintas partes del país, principalmente en Plaza Dignidad y algunas comunas como Peñalolén, Puente Alto, Peñaflor y Ñuñoa.

El “estallido social” de octubre de 2019 se ha convertido en los hechos en una “crisis institucional permanente” debido a la ausencia de respuestas y soluciones de parte del gobierno de Piñera a los problemas sociales planteados por la ciudadanía en las manifestaciones. La represión abierta y encubierta de las policías (montajes, detenciones arbitrarias y abusivas, agresiones y muertes sin aclarar) no es la solución a la crisis.

Un problema social importante pero no definitivo es el “orden constitucional” que impide cambios en favor de los intereses del pueblo. Este 25 de octubre la ciudadanía tendrá la posibilidad de poner fin a la Constitución de Pinochet e iniciar un proceso de disputa con la oligarquía por el contenido de la nueva Constitución.

Es de la mayor importancia ir a votar este domingo 25 por el Apruebo y la Convención Constitucional. El triunfo del rechazo implicaría una derrota para el pueblo y el proceso de cambios, y una victoria para la oligarquía y su proyecto autoritario-neoliberal. Una baja participación electoral del pueblo o un triunfo del Apruebo por escaso margen será leída y presentada por los partidos de la transición -a través de los medios de comunicación- como una confirmación de su política de los acuerdos sin pueblos, se reafirmará la idea de que cuentan con la legitimidad para controlar como duopolio –neoliberal– la Convención Constitucional. La irrupción del pueblo en las calles debe expresarse también en las urnas.

Otro problema importante que afecta a la sociedad es el “orden económico-social”, también llamado “agenda corta o social”. La crisis laboral, de la deuda, previsional, habitacional-urbana, de salud, del agua… sigue afectándonos a diario. El pueblo debe retomar estas reivindicaciones exigiendo cambios en el “orden tributario”: impuesto a los súper ricos y mayor protección social pública para financiar estos derechos sociales en el corto plazo.

Hasta el 18 de octubre de 2019, como pueblo éramos testigos de cómo la oligarquía (elite económica, política, militar…) dirigía los destinos del país, guiada por sus intereses particulares y no por el bien común, dando origen a un régimen de abuso, injusticia y desigualdad en nuestra contra. Gracias a la rebelión popular hemos podido “entrar en la cancha” de la gran política, de los temas nacionales, para disputar el destino de Chile.

Este domingo 18 nos manifestamos y el domingo 25 votaremos. Como pueblo, en la calle y la urna, luchamos por cambiar el orden constitucional y económico-social para hacer de Chile un país sin abusos, injusticias y desigualdad, es decir, con una nueva Constitución y sistema económico-social centrado en el bien común y no el interés del gran capital.

Editorial Ukamau
19 de Octubre 2020

 

Related Posts