Declaración pública de Ukamau – Martes 24 de Agosto 2021

Este sábado 21 de agosto hemos realizado nuestro ampliado nacional anual, pese a la pandemia delegadas de territorios y sectores en lucha de Ukamau llegaron a la cita, con el objetivo de evaluar, enriquecer y reafirmar nuestro Plan de Lucha.

En su mayoría los diversos grupos de trabajo coincidieron en lo correcto y exitoso del camino avanzado hasta aquí. La articulación de lucha reivindicativa, acción directa, institucional y electoral se ha mostrado efectiva. El barrio maestranza Ukamau, en su primera etapa, es evidencia de aquello.

Reafirmamos que nuestra articulación para el momento político es Apruebo Dignidad. Desde ella contribuiremos en el proceso constituyente y en la opción de un gobierno transformador que permita superar el modelo neoliberal, fortaleciendo un polo de izquierda y popular en su interior.

Sin embargo, vemos con preocupación la deriva electoralista de algunas fuerzas de izquierda, progresistas y articulaciones políticas nacidas post estallido del 2019. Esta deriva electoralista rememora el peor tiempo de la vieja concertación y la desconexión entre política partidista y el pueblo, entre las organizaciones políticas de izquierda y el mundo de los trabajadores y sectores populares. Uno de los cerrojos dejados por la dictadura es el apartidismo y la consiguiente desafección de la acción política de las mayorías trabajadoras.

En este marco creemos que la tarea principal es fortalecer la organización popular, crearla donde no existe, reavivarla donde tiende a la desactivación. Sin los trabajadores y pueblo en lucha ninguna transformación será posible. El modelo que favorece a los dueños del poder y la riqueza saldrá victorioso de cualquier convención o parlamento que no tenga al gigante popular en las calles empujando los cambios reales. Sin pueblo movilizado la nueva constitución será letra muerta.

Por eso, hemos decidido ajustar nuestro Plan de Lucha y concentrarnos en el proceso de fortalecimiento de nuestra herramienta política en la base, articular las diversas luchas del pueblo, rearmar políticamente al pueblo y los trabajadores, preparándonos para enfrentar el Chile nuevo que ha de nacer con la nueva constitución. En el marco de la nueva constitución tendrán que ser genuinos representantes de los pueblos en lucha quienes administren el estado, lideresas y líderes con trayectorias probadas quienes estén en el nuevo congreso y el gobierno, generando leyes y políticas públicas que favorezcan a las mayorías. Por lo tanto, hemos decidido no participar en la disputa electoral de noviembre con candidaturas propias, pues nuestra centralidad está en el fortalecimiento del movimiento popular, de la lucha por la vivienda, contra las alzas, por el medio ambiente y el acceso al agua, y otras sentidas demandas de nuestro pueblo.

La crisis abierta en 2019 no puede limitarse a una renovación –generacional– de la elite gobernante. Para que efectivamente el proceso político derive en una transformación a favor de las clases trabajadoras y populares, se requiere de dicha rearticulación popular. El proyecto político debe tener raíces profundas en el pueblo, debemos ganar los corazones y conciencias del pueblo, no solo las elecciones. Para salir victoriosos en las grandes batallas que se avecinan debemos tener las fuerzas del pueblo de nuestro lado, será nuestra única garantía.

¡A fortalecer las capacidades políticas del pueblo!

¡A luchar por las demandas populares!

¡A llenar de pueblo el Chile que está naciendo!

Ukamau

Related Posts