Editorial Ukamau: “Octubre: la irrupción política del pueblo” – Lunes 10 de Agosto

Editorial
Octubre: la irrupción política del pueblo 

Los empresarios chilenos tienen el temor de que el proyecto de ley denominado impuesto a los “súper ricos” tenga el mismo destino que el proyecto que permitió el retiro del 10% de las AFP: una rápida tramitación y aprobación en el Congreso. No pocos han comenzado a estudiar la forma de evadirlo, por ejemplo, trasladando parte de su patrimonio fuera del país. La principal preocupación parece no ser inmediata, el pago por única vez del 2,5% de su patrimonio en impuesto, sino el efecto político de la medida: una nueva derrota al gobierno y a la defensa del modelo que garantiza sus privilegios, en el marco de un potencial nuevo estallido social en octubre.

El des confinamiento traerá de vuelta a la calle a millones de personas, podrán volver a trabajar, comprar y protestar. En esta crisis la reforma constitucional empujada por movilización o presión social se ha mostrado eficiente como mecanismo de cambio, por lo que el retorno de las protestas podría implicar una escalada de reformas institucionales que comiencen a afectar los intereses económicos de estos empresarios “súper ricos”.

La estrategia de contención autoritaria no ha detenido el proceso destituyente, más bien lo ha reforzado, esto por la naturaleza del conflicto social: anti autoritario y anti oligárquico (neoliberal). Ha sido claro que el aumento de la represión se transformó en combustible para el descontento y la manifestación.

El aumento de la tributación de los “súper ricos” como medio permanente para financiar derechos sociales y políticos de la gente común, en el marco de una transición democratizadora, puede convertirse en el comienzo del fin de la crisis. Pero, seamos claros, sin cambios estructurales o de fondo (sistema político, modelo económico, relaciones culturales) en beneficio del pueblo, el descontento y las protestas no se van a detener.

La sociedad cambió por lo que las instituciones del “antiguo régimen” se han vuelto parcialmente obsoletas. El pueblo mapuche, las mujeres y el nuevo pueblo nacido el 18 de octubre -lleno de mundo popular y de trabajadores-, han dicho basta al ejercicio arbitrario y abusivo del poder. No se requiere de más Estado (autoritario y neoliberal) sino de un nuevo Estado (democrático y de derechos sociales), de nuevas relaciones políticas donde el poder económico no tienda a la híper-concentración sino a su democratización. La nueva república será más democrática o no será.

El plebiscito de octubre será fundamental, no definitivo, pero muy importante. Será el momento político en que se legitime el cambio constitucional en favor de la democracia y el pueblo, por ello el gobierno ha buscado su aplazamiento, suspensión o deslegitimación.

Si bien la historia no está escrita, no se ven en el horizonte bombardeos a La Moneda ni Asaltos al Palacio de Invierno sino el conflictivo nacimiento de una nueva república, más democrática y social, marcada por la irrupción política del pueblo en las calles y urnas, a partir de octubre.

Lunes, 10 de Agosto 2020

Related Posts

Leave a Comment