Editorial Ukamau: “Poner fin a las instituciones que censuran la voluntad popular: Tribunal Constitucional, quorum de 2/3 e inexistencia de espacios genuinos de participación política del pueblo.” Lunes 23 Noviembre

El gobierno de Piñera ha decidido llevar el proyecto de ley que permite el segundo retiro del 10% de los fondos previsionales al Tribunal Constitucional para que éste declaré que la iniciativa es inconstitucional. De esta forma, cuando la mayoría de la ciudadanía busca expresar su voluntad, ya sea en la calle, urna o parlamento, el poder Ejecutivo puede utilizar esta instancia para impedirlo.

Sin resolver el problema de fondo, de paso, que es la necesidad urgente que tienen las personas de recursos económicos para enfrentar la crisis.

El quorum de 2/3 que se le busca imponer a la Convención Constitucional va en la misma dirección. La minoría (1/3) busca crear, de igual forma, un mecanismo de sobre representación que le permita vetar la voluntad de la mayoría.

La estrechez del sistema político, la institucionalidad, las formas de participación ciudadana, es decir, de la democracia no permite que el pueblo pueda expresar su voluntad. Los 155 cupos a nivel nacional de la Convención son absolutamente insuficientes para expresar la voluntad popular. En el actual escenario de ampliación de demanda por participación política del pueblo, expresado en la gran cantidad de candidaturas, no será posible expresar institucionalmente dicha voluntad.

El acuerdo del 15 de noviembre surgió de reuniones de algunos dirigentes políticos en casas de políticos de derecha y en la larga jornada de negociación. No se trató de una sesión oficial y pública del Parlamento de Chile. No puede ese acuerdo, que no fue firmado por todos los partidos con representación parlamentaria, estar por sobre las facultades del Congreso Nacional y la Convención Constitucional.

En este escenario, creemos que se deben ampliar los espacios y procedimientos de participación popular en el proceso constituyente. Los mecanismos existen: cabildos, asambleas, consultas vinculantes… el asunto es ¿hasta dónde creemos en la democracia? ¿cuál es la frontera de la participación política del pueblo? Una genuina opción por la democracia (sin apellido) nos debe conducir a eliminar las trabas a la expresión de la voluntad popular, esto es, terminar con el quorum de los 2/3 y el Tribunal Constitucional (como existe hoy).

Editorial Ukamau
Lunes 23 de Noviembre a Domingo 29 de Noviembre

Related Posts